Creativedog | Pixel & Code Agency Posicionar en Google con SEO o SEM: Descubrí las diferencias | Creativedog

Creative Blog

Posicionar en Google con SEO o SEM: Descubrí las diferencias

Posicionar en Google con SEO o SEM: Descubrí las diferencias - Creativedog


Introducción

Si estás buscando dar a conocer tu marca, es hora de que lo asumas: publicidad que no contemple el lado digital es básicamente obsoleto.

Si, había que decir y lo dije.

¿Por qué digo esto? Hay miles de empresas aún que las acciones digitales no son parte de su marketing mix y esto es clave.

Aunque para muchos pueda ser un poco intimidante pensar en estrategias 100% de marketing online, no hay nada que temer pero sí mucho para aprovechar en cuanto a esta industria refiere.

Probablemente, si estás dando tus primeros (y cautos) pasos en este mundo, te cueste entender bien de qué va cada práctica o si es necesario quemar todos los cartuchos sin entender del todo para qué lo estás haciendo.

Así que vamos de a poco a entender una de las bases del marketing digital que tantas alegrías le ha dado a millones de empresas y podría hacer mucho por la tuya.


¿Qué es el posicionamiento web?

Uno de los término más escuchados por clientes y más aconsejados por agencias de marketing digital es el del posicionamiento web, y no es para menos: en una industria donde todo cambia todo el tiempo, una práctica que siga demostrando ser valiosa y funcional no tiene chance de pasar desapercibida.

Para que no te marees con tecnicismos, vamos a la raíz de lo que es: cuando buscas ciertas palabras clave (cuya manera más común y canchera de decirles es keywords) en un buscador, algunas webs aparecen antes que otras y, como es de esperarse, son las que más visitas y potenciales clientes reciben.

Ahora, eso no es aleatorio sino que depende de tanto el posicionamiento SEO como el SEM, que suenan casi iguales pero son muy diferentes.


SEO: ¿Qué es y por qué es fundamental?

El posicionamiento SEO es aquel que hace que, orgánicamente, las webs tengan prioridad en los motores de búsqueda.

Para que esto pase, esas palabras claves deben ser usadas de manera estratégica y planeada en la página, pero no es cuestión de rellenarla engañosamente para que aparezca primero; al contrario: subestimar a Google y a su algoritmo es de una ingenuidad adorable pero poco práctica.

Hay una sola forma: encontrar un profesional que pueda analizar cuáles son esas keywords y crear contenido alrededor de ellas.

¿Cualquier contenido va? No. ¿O sea que es difícil? Tampoco.

Seguí leyendo que te explico.


La clave de las palabras claves: crear contenido de calidad

Para que una estrategia de posicionamiento SEO funcione (y no sea penalizada porque de nuevo, los motores de búsqueda no tienen un pelo de tontos) el contenido tiene que ser de calidad.

¿De qué hablamos cuando hablamos de calidad?

Que sea relevante para quien entre a la página, que brinde información que esté buena, que sea real.

Por ejemplo, si el negocio se trata de autos y por más que un contenido diga “vehículo” cincuenta veces realmente no aporta nada al que lo leyó, no sólo no construye el posicionamiento sino que a nivel percepción de marca, es dañino.

¿Quién puede confiar en una marca que te hace llegar a ella engañada nivel Hansel y Gretel pero con palabras? Apostar al contenido, además, garantiza que si bien hay que mantener la estrategia eso no se pierde, sino que queda en la página para los futuros visitantes.

Sí, con la misma inversión. Ya sé, te dije que estaba bueno esto del SEO 🙂


Google Ads: ¿En qué se basa el posicionamiento pago?

Dependiendo del caso y sobre todo, de cuánto tiempo haya en el plan de negocio para la promoción a veces el posicionamiento SEO tiene que convivir con otras prácticas que son muy efectivas pero un poco más veloces a la hora de mostrar resultados.

Ojo, no es que una sea mejor que la otra, son diferentes, como cualquier herramienta: una es una siembra que va dando cosecha mes a mes y la otra es ir a la verdulería directamente. Y sí, aunque es más rápida, la inversión es otra.

En este último caso, la forma de posicionar a la marca es mediante Google Ads, anuncios pagos que llevan mayor tráfico a las páginas y les da mayor visibilidad a las webs en cada búsqueda.


¿Cómo debo promocionarme?

Las estrategias de posicionamiento SEM son más amplias de lo que suenan: en ellas entran muchas variables dentro de lo que se conoce como la puja del marketing digital, es decir, la competencia de precios en tiempo real para encontrar espacios en buscadores y otras webs.

A veces estos precios se miden por clicks, por visitas y hasta por cuántos clientes potenciales se terminaron convirtiendo en ventas reales.

Cabe destacar que una campaña SEM es prácticamente imposible de llevar adelante sin un experto que comande el barco y sepa bien lo que hace porque de otra manera, la improvisación puede llevar una pérdida grande de dinero.

Y no, claro que nadie quiere eso.

SEM: Pros y contras

El SEM cuenta con la capacidad de segmentar los anuncios a personas que sabemos que podrían estar interesadas en lo que queramos ofrecer, o apuntar que los anuncios no le aparezcan a cualquiera sino al target de las personas que queremos que se interesen en nuestros productos o servicios.

El beneficio es que una vez activada la campaña, los resultados no tardan mucho en aparecer pero por otro lado, cuando se frena la inversión de dinero en anuncios, también se frena el resultado.

Diferencias principales de SEO VS SEM

Seguramente, ahora que entendés mejor de qué va cada una veas que las dos son buenas opciones y de hecho, estás en lo correcto.

Una está pensada para ir construyendo lentamente mientras que la otra se basa en la inmediatez.

El SEM es más flexible ya que se maneja día a día y el SEO, por otro lado, tiene que mantenerse más o menos en el mismo plan inicial para poder funcionar.

No necesariamente una es más costosa que la otra ya que en ambas, el esfuerzo depende de cuánto se quiera invertir y hay planes posibles para cada bolsillo.

¿Debo utilizar los dos en mi negocio?

Aunque las comparemos y las pongamos a competir, la realidad es que ambas prácticas tienen costos y beneficios más que interesantes y de hecho, ambas pueden coexistir.

Un profesional de marketing digital puede ayudarnos a determinar en cuál de las dos conviene apoyar nuestra estrategia o cómo dividir la energía para que se complementen que, en la mayoría de los casos, es lo ideal.

El posicionamiento en Google, sin importar con cuál de los dos métodos se genere, es un gran aliado para cualquier negocio.

Ya sea un nuevo emprendimiento dándose a conocer o un negocio establecido que busca seguir vigente, el posicionamiento puede ser un gran amigo que te haga de soporte para dar el próximo paso con tus clientes.

¿Con cuál de estas estrategias vas a empezar vos?

Newsletter

Suscribite para recibir tips y recomendaciones de marketing digital. Más de 12.000 personas nos leen todas las semanas.